La leyenda de la Casa de las Siete Chimeneas


La leyenda de la Casa de las Siete Chimeneas

Paseando por las calles y plazas de Madrid, en ocasiones nos encontramos con casas que inmediatamente te llaman la atención especialmente por su arquitectura.

En la entrada del blog de hoy hablamos de La Casa de las Siete Chimeneas, ya existente antes de 1570. Se encuentra situada en la plaza del Rey esquina a la calle de las Infantas, a pocos pasos de la fuente de la Cibeles.

Levantada en el Siglo XVI, el edificio se construyó por orden de un montero de Felipe II quien se la regaló a su hija Elena, recién casada con un Capitán de la Armada Española, el Capitán Zapata. En esta casa la pareja fijó su residencia y vivió feliz, pero a las pocas semanas él tuvo que acudir al frente a combatir a Flandes, a la batalla de San Quintín. Elena quedó sola en casa, desamparada, esperando noticias de su marido hasta que recibió la peor notificación posible, su esposo acabar de fallecer en el frente. Poco después, la mujer apareció muerta en su dormitorio. Jamás se aclararon las causas de su fallecimiento. Tampoco ayuda que el cadáver desapareciera sin dejar rastro. Desde entonces, se dice que el fantasma de una mujer camina entre las siete chimeneas que coronan el tejado del palacete. Pero no es la única fantasmagórica historia.

Pasados los años, éste sería también el hogar de un anciano rico y su mujer, ambos unidos a raíz de un matrimonio de conveniencia. La relación se truncó cuando la misma noche de bodas la joven se suicidó. A partir de entonces, se rumorea que por las noches su espíritu, despechado, se asoma por los balcones de la casa, tintineando unas monedas. Parece ser que regalo del rey Felipe II de quien fue amante.

La Casa de las Siete Chimeneas fue declarada en Monumento Histórico Artístico en 1948. Su última reforma fue llevada a cabo por los arquitectos Fernando Chueca Goitia y José Antonio Domínguez Salazar en 1957. La nueva legislación de patrimonio trajo consigo un nuevo nivel de protección, y en 1995 es declarada Bien de Interés Cultural.

En la década de 1980 fue sede del Banco Urquijo, e inmediatamente después pasó a serlo del Ministerio de Cultura de España (no de Educación) o Secretaría de Estado de Cultura (perteneciendo, entonces sí, al Ministerio de Educación y Cultura o de Educación, Cultura y Deporte).

Hay 1 comentario

Add yours